616 54 29 90 go@backintown.es

El posicionamiento SEO y su optimización sabemos que son herramientas clave para aumentar el tráfico de nuestra página web. Pero, a veces, después de unos meses o años nuestras palabras claves principales o los parámetros de los buscadores han cambiado, por lo que conviene revisar el contenido más antiguo.

Desde Back in Town te vamos a explicar cómo actualizar las entregas más antiguas de tu blog o páginas que han quedado desfasadas. Esto creará interés en el nuevo público o puede atraer a nuevos segmentos, pero antes vamos a ver el porqué de decidirse a renovar parte de nuestro contenido

Por qué optimizar el SEO de nuestro contenido antiguo

Lo más habitual para mantener activo y vivo un blog es la creación de nuevo contenido de forma regular, al menos una vez a la semana aproximadamente. Pero esto no puede llevarnos a descuidar lo que ya existe en nuestra web, ya que puede ser una fuente interesante de tráfico y posibles leads.

Ten en cuenta que si sigues nuestros consejos para mejorar las técnicas de mail marketing en tu empresa, también tendrás que ofrecer contenido de calidad a tus suscriptores. Es importante ofrecer información veraz e interesante para que tu newsletter y tu blog estén en lo más alto del ideario del cliente.

Uno de los principales beneficios que encontrarás a la hora de renovar los artículos antiguos de tu blog es que Google ya los tienen indexados. Cuentan con una mayor antigüedad (que el buscador valora) y su URL está bien posicionada, por lo que únicamente tenemos que ayudarle a exponerse.

Te dejamos otros motivos por los que optimizar el contenido anterior:

  • Se trata de contenido que no genera tráfico en la web, pero ahora aumentará su calidad y será percibido como mejor.
  • Resulta más económico (en tiempo y esfuerzo) actualizar contenido con generar nuevos artículos.
  • Si es información que podría quedarse obsoleta, ahora volverá a ser útil y relevante.
  • Es una buena idea si te has quedado sin material para nuevos post.
  • Mejora y adecúa el SEO general del blog y de la página web a los estándares actuales.
Claves para optimizar contenido antiguo y mejorar tu SEO

Cómo optimizar el contenido antiguo

Vamos a lo que verdaderamente interesa: saber cómo mejorar el rendimiento de nuestro contenido para que vuelva a generar tráfico. Piensa que lo más importante es hacerlo relevante para el público, por lo que hay que darle una capa de color para las nuevas audiencias. Vamos a ver qué tener en cuenta:

  • Actualiza el contenido: Lo primero que debemos hacer es revisar si algo ha quedado desfasado y renovar los datos o la información que esté obsoleta. Si crees que las referencias antigua pueden ser relevante, compáralas con las actuales para aumentar el atractivo del artículo.
  • Añade más información: Puede que con el paso del tiempo se haya descubierto algo novedoso en el sector en el que escribiste este artículo. O puede que hace poco hayas conocido algún aporte nuevo de la comunidad que quieres añadir a tu blog. Es el momento de hacerlo.
  • Incluye material visual: Si antes no lo hacías, párate un momento ahora para incluir fotografías, tablas, vídeos, infografías… Todo lo que ayude a facilitar la lectura y comprensión a los visitantes de tu web harán que mejore su rendimiento.
  • Haz linkbuilding: Aprovecha que tu blog ha seguido creciendo para incluir enlaces a los artículos más nuevos. Trata de mantener a los usuarios en tu página web llevándolos de una información a otra que les pueda interesar.
  • Repasa el SEO: Como ya hemos dicho, puede que hayan cambiado mucho los parámetros de Google desde que escribiste ese artículo, así que es el momento de revisar keywords, estructura del artículo, metadatos, la URL… Haz todo lo posible por que vuelva a ser interesante para los buscadores.
  • Corrige errores: Por último, verifica que todo está correcto en el “nuevo” artículo: datos que restan credibilidad, faltas de ortografía, mala adaptación a dispositivos móviles…

Terminamos ya con este rápido repaso a cómo optimizar el SEO del contenido antiguo. De vez en cuando es hora de desempolvar los primeros artículos de nuestro blog y darles un poco de brillo para que vuelvan a atraer a nuevos clientes.