616 54 29 90 go@backintown.es

Elegir las técnicas de mail marketing adecuadas puede llegar a ofrecer enormes beneficios. Como en tantos otros aspectos, improvisar o lanzarse sin más a una campaña sin planificarla previamente no solo no ofrecerá los resultados deseados, sino que es posible que, incluso, se convierta en una iniciativa contraproducente.

Para diseñar una buena estrategia publicitaria es importante plantearse unos objetivos, pero siempre con la mirada puesta en un público objetivo previamente delimitado. A partir de ahí es cuando hay que emplear técnicas de mail marketing que han demostrado con creces su eficacia.

Estrategias que funcionan

A la hora de elegir entre todas las técnicas de mail marketing posibles, es necesario tener en cuenta las características del negocio y las metas que se han planteado. Siempre habrá algunas que funcionen con más eficiencia en unos casos que en otros. Pero, en líneas generales, hay algunas que no se deben perder de vista:

1. Lead scoring: consiste en clasificar los leads de la base de datos en función del interés del usuario en un momento dado. De esta forma se pueden diseñar y poner en marcha campañas más específicas y segmentadas, destinadas, sobre todo, a elevar las conversiones.

2. Lead nurturing: su objetivo fundamental fidelizar a los usuarios, acompañándolos en el proceso de venta y enviándoles en cada momento información personalizada que les guíe en ese camino.

3. Automatización: las dos técnicas de mail marketing anteriores alcanzan sus objetivos cuando las acciones están automatizadas. Hay diferentes herramientas para ello, pero es importante tener en cuenta que su éxito depende en buena medida de que el público objetivo esté perfectamente segmentado.

4. Selección: para que esa segmentación sea adecuada, el primer paso es hacer una buena revisión de la base de datos y hacer limpieza para eliminar de ella usuarios que no han mostrado interés en los últimos tiempos. Tal vez no se pueda considerar exactamente como una de las técnicas de mail marketing, pero lo cierto es que es fundamental para que estas funcionen.

5. Personalización: ajustar los mensajes a cada usuario en función de su perfil, de los intereses que haya mostrado, es importante porque realmente le aportan valor. Es algo que aprecia y que lleva a no desestimar inmediatamente el correo, como pasaría de otra forma.

6. Diseño: dentro de las técnicas de mail marketing no hay que olvidar la importancia de un buen diseño. Por supuesto, debe ser un diseño responsive, pero además debe tener un estilo limpio y fresco, debe incluir algún elemento multimedia y un texto claro y atractivo. Se trata de llamar la atención, primero, y retenerla después.

7. Llamadas a la acción: es una de las técnicas de mail marketing que mejor funcionan si se saben diseñar correctamente. Colores, texto, organización de la información, etc, hay que pensar cada detalle para que sean atractivas.

8. Planificación: una de las técnicas de mail marketing que permiten ganar en efectividad es planificar con antelación la frecuencia con la que se envían los contenidos, las newsletters o los formularios. Y algo muy importante es priorizar la calidad a la cantidad.

9. Revisión: es importante no dejar nada al azar, un pequeño error puede dar al traste con los objetivos de la campaña de mail marketing. Por eso, es fundamental revisar cada detalle antes de proceder al envío.

10. Métricas: nunca hay que dar por hecho el éxito de una campaña, por eso, una de las técnicas de mail marketing que jamás hay que pasar por alto es la medición de resultados, es decir, tasa de apertura, de clics, de conversión, etc.

Un correcto uso de estas técnicas de mail marketing harán que tanto el número de leads como la tasa de conversiones se eleven, llevando a tu negocio a lo más alto. Y en Backintown te ayudamos a conseguirlo.