616 54 29 90 go@backintown.es

Los negocios Business to Business, o más conocidos coloquialmente como B2B, son modelos de negocio en los que las transacciones o prestación de servicios se producen entre dos empresas, que tradicionalmente han sido mayoristas pero cada vez más se refieren a prestación de servicios y consumo de contenidos, especialmente en Internet.

Las Pymes B2B: el nuevo futuro

Podemos definirte cinco claves para incrementar las ventas digitales en las Pymes B2B, las cuales pasan necesariamente por la digitalización e internacionalización de las mismas, lo cual resulta esencial.

1.- Conseguir una plataforma que te permita tener una estrategia de exportación digital, con la posibilidad de venta internacional entre pymes y empresas B2B que intercambien productos y servicios.

Será necesario centrarse en las claves logísticas de la venta internacional, medios de pago, seguridad, clientes internacionales, ventas B2B y herramientas de internacionalización.

2.- Aceleración de la digitalización de las pymes. La digitalización de las PYMEs adquiere una especial urgencia ante las circunstancias derivadas de la pandemia COVID-19.

Su impacto, citando el Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025 es especialmente severo en PYMEs, particularmente por sus niveles más altos de vulnerabilidad y más bajos de resiliencia relacionados con su tamaño.

Existe un elevado consenso sobre la contribución de la digitalización como uno de los instrumentos que permite a las empresas, y en particular a las PYME, a reforzar su capacidad.

De hecho, el impacto económico de la pandemia ha acelerado el cambio tecnológico, haciendo todavía más imprescindible la adaptación de las empresas a los nuevos modelos de negocio.

Y también a las nuevas demandas de sostenibilidad ambiental, los canales de distribución y formas de trabajo mediante herramientas digitales, al trabajo a distancia, al comercio electrónico y al marketing digital.

3.- La digitalización también se traduce en un incremento importante de la productividad en las PYMEs, identificándose, entre otras, dos importantes condiciones impulsoras.

Estas son la capacitación digital de los trabajadores y la existencia de “clusters” de cooperación y de apoyo entre las propias PYMEs B2B que permitan aprovechar los efectos multiplicadores del trabajo en red y la digitalización.

Estos “clusters” constituyen el objeto de la actual red de Agrupaciones Empresariales Innovadoras (AEI). A tal efecto, se promueve el desarrollo de programas intensivos de capacitación digital de las PYMEs en el marco del Plan Nacional de Competencias Digitales.

El apoyo a dichas redes, su reorganización y la mejora de sus funciones y servicios se consideran esenciales para alcanzar un mayor impacto.

4.- También según el Plan de Digitalización de Pymes 2021-2025, además del impulso a la digitalización del conjunto de PYMEs, este Plan de Digitalización incorpora, como parte de sus actuaciones, el apoyo al emprendimiento digital.

Este apoyo es básico para propiciar una economía más innovadora, dinámica y competitiva, con unas mayores ventas y comercio entre las PYMEs B2B, en línea con la Estrategia España Nación Emprendedora.

España presenta una evolución positiva de los principales indicadores internacionales de digitalización en los últimos años, con valores muy positivos en conectividad y servicios públicos digitales.

Sin embargo, no ha avanzado de la misma manera en la dimensión de Integración de Tecnología Digital por parte de las empresas situándose en el año 2020 en el número 13 en el ranking europeo.

El informe de Digital Economy and Society Index digitalización de la economía y sociedad DESI, de 2020 señala que las PYMEs españolas aún tienen pendiente explotar

todo el potencial del comercio electrónico.

España está también por debajo de la media europea en el uso de servicios en la nube y en el ámbito de la penetración del análisis de big data para el conjunto empresas con más de 10 trabajadores

En general, España presenta una baja participación de empresas tecnológicas en el tejido productivo, lo que supone un lastre a su crecimiento, a la internacionalización y, por tanto, al aumento de la productividad del conjunto de la economía.

5.- Adicionalmente, España aún tiene que mejorar en el desarrollo de su iniciativa emprendedora, elemento clave para fomentar la creación de empresas. Así, la Tasa de

Total early-stage Actividad Emprendedora, o TEA por sus siglas en inglés (Entrepreneurial Activity) es en España del 6,1% para el año 2019.

Se posicionó por lo tanto por debajo de la media de las economías de la Unión Europea participantes en el proyecto. En lo que respecta al porcentaje de emprendedores potenciales, el nivel actividad emprendedora en fase inicial y el porcentaje de empresarios consolidados.

España solo destaca en el porcentaje de personas emprendedoras con negocios nuevos, que se ubicó en torno a la media de los países de referencia, si bien se sitúa por debajo de la media en cuanto al porcentaje de personas involucradas en abandonos empresariales.

Hay que tener en cuenta también las brechas entre el emprendimiento que impulsan las mujeres y el que impulsan los hombres, en particular en lo referido a las dificultades para acceder a la financiación, el tamaño de los proyectos, su escasa escalabilidad y los sectores en los que se centran.

Aprovecha las oportunidades integrales que ofrece Backintown, especialmente en el campo de las herramientas digitales, para, partiendo de su implantación o mejora en tu empresa, y a partir de ahí, crecer sin medida en tus ventas.