616 54 29 90 go@backintown.es

En un entorno que avanza a una velocidad vertiginosa, quedarse atrás en la adaptación a las nuevas tecnologías, las nuevas formas de trabajar y a los nuevos hábitos de los clientes significa perder competitividad. Para evitar acabar en el furgón de cola de la transformación existe una herramienta fundamental: la consultoría comercial digital.

Elegir el camino correcto casi nunca es sencillo, se necesitan conocimientos, experiencia y visión de futuro. Una consultoría comercial digital es el primer paso en ese recorrido hacia el éxito. Un recorrido que tiene toda una serie de pasos imprescindibles.

1. Análisis de la empresa

Toda consultoría comercial digital parte de un análisis en profundidad de la situación de la empresa: fortalezas, debilidades, competitividad, oportunidades de negocio, situación del mercado, etc. Es el llamado análisis DAFO. El diagnóstico sentará las bases de todo el trabajo posterior.

2. Análisis del público objetivo

Uno de los mayores retos a los que suele enfrentarse la consultoría comercial digital es el de la necesidad de mejorar la experiencia del usuario. Para ello es esencial conocer y marcar claramente los nichos de mercado a los que dirigirse para alcanzar un mayor éxito.

3. Análisis del producto y la marca

Marca y producto son dos aspectos que marcan la diferencia respecto de la competencia, de ahí que también deban ser sometidos a un análisis exhaustivo dentro de una consultoría comercial digital. A veces el éxito depende de cuestiones subjetivas, otras de una forma de presentación o de la percepción que se genera en los usuarios. Por eso, una auditoría centrada en estas dos cuestiones puede dar muchas pistas de hacia dónde dirigirse.

4. Análisis de la competencia

Todo negocio se mueve en un entorno del que siempre se puede aprender mucho. Ese es otro de los puntos en los que trabaja la consultoría comercial digital. No basta con conocerse a uno mismo, también hay que conocer a la competencia para elegir esas técnicas o soluciones que permitirán marcar diferencias y destacar sobre ella.

5. Establecimiento de objetivos

Cuando se pone en marcha una consultoría comercial digital, por lo general, se hace con la idea en mente de mejorar el negocio y conseguir que este crezca. Por eso, una vez que se han analizado todos los factores que influyen en la situación en la que se encuentra, se debe determinar una meta. Establecer con claridad hacia dónde se quiere ir permite idear las estrategias adecuadas para alcanzar esos objetivos.

6. Implementación de un plan de acción

De la consultoría comercial digital pueden surgir diferentes líneas de actuación, desde un trabajo exhaustivo para mejorar el posicionamiento en Internet a una mejora de los canales o las estrategias de venta. Cualquier acción siempre será minuciosamente diseñada de acuerdo a las necesidades objetivas de la empresa y la situación real en la que se encuentra.

7. Acompañamiento

La consultoría comercial digital es un proceso complejo. No basta con idear unas pautas de actuación, es imprescindible que durante todo el proceso haya un acompañamiento que ayude a seguir el buen camino, resuelva dudas y ayude a alcanzar objetivos.

8. Seguimiento

Cualquier iniciativa que se implemente como consecuencia de la consultoría comercial digital debe ser sometida a un profundo análisis. De nada sirve iniciar acciones si después no se valoran sus resultados para comprobar si se marcha por el buen camino o si es necesario introducir algún tipo de mejora o modificación. En ese sentido, las métricas se convierten en una herramienta fundamental.

En Backintown tu éxito es el nuestro, por eso ponemos a tu disposición el mejor servicio de consultoría comercial digital. Contarás con un equipo de profesionales que pondrá todo de su parte para que tu empresa marche por el buen camino.